Las faldas pañuelo están hechas para que las luzcan mujeres con formas y que tienen silueta. Aunque a primera vista cualquier falda de este estilo nos vendría bien no se deben olvidar una serie de reglas para que salgamos favorecidas con esta prenda. Lo primero que hay que tener en cuenta  es que esta falda tiene que estar a la altura de la cintura, lo segundo es que no debe potenciar las caderas y, por último, el tejido no se puede pegar al trasero.
Por otro lado, los estampados pañuelos de tipo retro también son uno de los platos fuertes de esta primavera-verano. Las cadenas doradas se mezclan con flores abstractas y colores muy llamativos, de tal manera que si hacemos un flashback al pasado podríamos ver y recordar a nuestras madres con aquellos fulares al cuello.
Ya lo he dicho antes, Dolce&Gabbana quieren un total look del estampado pañuelo, pero no solo los italianos se han montado en este carro, a ellos también se unen otros diseñadores Emilio Pucci, que los usa con un aire más gipsy; Etro y Diane Von Fustemberg que apuestan por una versión más retro, o la línea sexy de Versace.