Con tendencia total se pone en marcha la París Fashion Week con la presentación de colecciones espectaculares, la paleta de colores en blanco, negro, naranja y algún estampado  geométrico, juega con los volúmenes, con prendas y escotes asimentricos, chaquetas desestructuradas, con una moda totalmente, femenina PFW se estrena con el diseñador belga Cédric  Charlie, entrego  la fuerza y la energía representada en su colección , me encanta las formas femeninas, con vestidos ceñidos, largos, cortos, faldas lápiz, pantalones pitillo, Las modelos lucen melenas al viento,  y adorna sus look con unas sandalias con pulsera, en negras, camel rojas, y un curioso complemento que cubre solo media pierna, muy pegada a ella. 
En definitiva una colección especial, digna de disfrutar  y de desear lucirla.