Para aplicarse cualquier mascarilla es necesario seguir los siguientes pasos:
1.Lavarse la cara con un baño de vapor por 10 minutos. De esta manera los poros estarán abiertos y la piel absorberá mejor los ingredientes.
2. Aplicar la mascarilla haciendo movimientos circulares
lentamente. Empiece por la frente y la nariz, después los pómulos,
mejillas y la barbilla.
3. Retirar la mascarilla después del tiempo indicado.

 

Mascarilla hidratante de avena: té de manzanilla
frío, 1 cucharadita de miel, 2 cucharadas de harina de avena. Mezcle la
harina de avena, la miel y dos cucharadas de manzanilla. Si su piel es
muy sensible puede cambiar la miel por lanolina. Extienda la mezcla por
el cutis usando un pincel y déjela actuar por 20 minutos. Tenga cuidado
de que no le caiga mezcla en los ojos, puede protegerlos con algodón.
Lávese la cara con la manzanilla restante.
 Mascarilla de yogur: Una cucharada sopera de yogur,
una cucharadita de miel caliente y 12 o 14 gotas de limón. Mezcle todos
los ingredientes y aplíquese en la cara con pincel o con los dedos
cuidando los ojos. Déjeselo una hora.

Mascarilla de miel y limón: Mezcle dos cucharaditas de miel con el jugo de un limón y aplíqueselo por 5 minutos. Lave la cara. Hágalo todos los días y despues de una semana notará la piel mas suave.

Mascarilla nutriente: Mezcle la yema de un
huevo con dos cucharaditas de miel. Dése un baño de vapor en la cara
por 10 minutos y aplique la mascarilla. Déjela actuar por 15 minutos y
lávese la cara.